domingo, 9 de marzo de 2014

'Encuentra a gente que se sienta afortunada de tenerte, feliz; gente que te quiera. Y si, hablo de querer, de amor, pero no de ese amor pasteloso y romántico de las películas americanas; amor del de verdad, del duradero. Encuentra gente que cuente contigo sin necesidad de pedirlo, porque sí, porque quieren hacerlo. Ese tipo de personas fabulosas que aparecen en tu vida para poner cara de vergüenza cuando cuentas un chiste malo pero acaban riéndose de él, de las que empiezas la frase de ”te acuerdas cuando..” y no hace falta terminarla porque te interrumpen con una carcajada. Encuentra ese tipo de gente mágica con capacidad de hacer que tu sonrisa se multiplique por diez al ver sus caras, de las que te aprietan la mano fuerte durante esa canción en un concierto y que siempre saben en que estrofa tienen que mirarte para gritar a pleno pulmón. 
Encuentra gente que no necesita decirte nada cuando lloras, que te abraza y, sin saber como, te aparta del frío; gente que cuando sube a tu coche se siente con la libertad de cambiar la radio a su antojo, que te saquee la nevera de tu casa sin pedir permiso, que se acuerden de ti con una frase, un cartel o el nombre de una calle, y te lo hagan saber; gente que te conozca lo suficiente como para recomendarte un libro, una película, una serie o un grupo de música (y acierte).
Encuentra gente que realmente se sienta feliz de tenerte, que te haga mejor persona, que se quede siempre para un último piti. Encuentralos y cuídalos.'