sábado, 28 de enero de 2012

Morir de amor♥


Siempre he soñado con ser un pez, porque dicen que los peces no tienen memoria, y no pueden acordarse de nada, y si no te acuerdas de nada puedes levantarte cada día y vivirlo todo como si fuera la primera vez: la primera canción, la primera vez que lo viste, el primer beso, la primera vez que moriste al hacerle el amor...Porque hay ciertos momentos mágicos, como cuando esa cierta persona te toca y piensas que te estorba la piel, que sales de ti y tu alma pide a gritos salir corriendo,esa sensación de plenitud infinita al hacerle el amor hasta el punto de sentir que ya no existes. Ese instante en el que podrías morir porque sabes con toda certeza que jamás en la vida volverás a sentir nada igual. Me gusta saber que hay cosas refugiadas contra el olvido, cosas para las que no pasa el tiempo, como esos mosquitos atrapados en ámbar durante  millones de años, el mundo sigue adelante pero ellos se quedan allí atrapados para siempre. Como las fotos en una caja de zapatos debajo de la cama, como esos secretos que no puedes contar jamás. El recuerdo es el único paraíso del que no podemos ser expulsados.
Hay dos desgracias en la vida de todo ser humano, la primera es no tener a quien amar con toda el alma y la segunda, tenerle.
El universo conspira a favor de los que mueven el mundo y esos son los que lo paran.
¿TU QUIERES MOVER EL MUNDO, O QUE TE MUEVAN?




sábado, 21 de enero de 2012

Hoy, por mí.

Ahora voy a mirar por mí, que por él ya miré bastante. Voy a quererme más y a quererle menos, que yo he querido mucho, pero me han querido poco. Si no me ve, puede que otro sí lo haga. Si me pierde, a lo mejor otro me gana. Me cansé de esperar algo que sé que nunca va a llegar. Necesito descansar un poco, darme un respiro, tragarme los sentimientos y pasar de todo.


Has tenido muchos meses, los dejaste pasar.Ya no te espero más.

sábado, 14 de enero de 2012

La misma voz en off que antes me decía que sí, no para de gritar que no.

Llevo toda mi vida creyendo en el amor, creyendo en que algún día encontraría a mi príncipe azul, a mi media naranja, a mi alma gemela. Pero ya no, ya me he caído del burro las suficientes veces como para darme cuenta de que los príncipes solo existen en los cuentos. Que en la vida real no todo es tan bonito como te lo pintan. Que yo he querido mucho, pero me han querido poco. Que mi prioridad ya no va a ser ÉL, la cambio por un YO. Que yo te Hamo, sí, con h. Porque es un error. Y los errores hay que corregirlos.


Y yo ya no puedo hacer más si este más siempre resta.