lunes, 5 de diciembre de 2011

Estoy acojonada. No sé si le quiero pero sé que tengo muchísimo miedo a perderle. Y desde hace un par de semanas siento que lo pierdo, que se nos está escapando la magia que teníamos y ni si quiera sé a ciencia cierta cuál es el por qué, si es el miedo a volverse a enamorar, o que no está preparado para otra relación, o qué se yo... Pero lo que más impotencia me da es que esto que tenemos, que aún no es nada, termine sin saber si habría funcionado, sin haberlo intentado si quiera.

Ayer estuve con él, y a pesar de no haber estado mal tengo una sensación de vacío. Sólo tengo ganas de llorar, de llorar y preguntar que porqué a mí. Que me merezco que me pase algo bueno de una puñetera vez. Que lo único que quiero es un poco de amor, necesito que alguien me quiera, mejor dicho, necesito que ÉL me quiera.  ¿Tampoco pido tanto, no? Sé que no debería ser tan dependiente, pero no puedo evitarlo, no puedo ser feliz si la persona que necesito que esté a mi lado no lo está. Y, en el fondo, nadie lo es. Pero a mí "nadie" me da igual, a mí sólo me importa "él y yo".

Que por mucho tiempo que pasemos juntos, para mí nunca será suficiente. 


11 comentarios:

Carne de paranoia dijo...

Me está pasando lo mismo que a ti , no te preocupes en el fondo son solo paranoyas nuestras =)

Lorena dijo...

Me he sentido tantas veces así que no podía leer y no firmarte. Todo pasa y la recompensa llega, créeme.

El Chico del 13. dijo...

Mucho ánimo, entiendo como te sientes porque estoy ahora mismo igual, así que mantente fuerte, que lo bueno llega:)

Inestabilidad Mental dijo...

A veces esa sensación de vacío de la que hablas es producida por tener una expectativas demasiado grandes. Cuando uno quiere que las cosas sean "así" o "así", siempre se decepcionará. Lo mejor es no esperar nada de nadie, así nunca te fallará. Si no esperas que él te quiera, lo acabará haciendo, y disfrutarás de los pequeños detalles que te otorga cada día :)
En cuanto a lo del tiempo... no tengo consejo, porque a mí también se me hace poco, pese a que pasemos mucho juntos :)
Un beso.

AmanecerNocturno dijo...

A mí me pasó eso una vez con alguien y tardé mucho tiempo en verlo, mientras tanto fui feliz pero él realmente no lo era. Piensa que es mejor darse cuenta cuanto antes para no vivir una farsa, como fue mi caso. Aunque eso sí, la tristeza y el vacío nadie te los quita de un plumazo, su desaparición es lenta.

Tana dijo...

La experiencia me ha demostrado que lo mejor es la sinceridad. Así que cogele por banda y habla con él. Ánimo, estoy segura de que todo saldrá bien!

Lunna Golightly dijo...

Sé fuerte, estoy segura de que él te quiere :)

La niña de la sonrisa triste dijo...

Que pasada de blog. Te sigo.

Horacio Holiveira dijo...

Parece duro. Siempre queremos más, siempre nos merecemos más... y la verdad es que todo lo que necesitamos, como tú a él, como yo a ella, no es precisamente para ser felices si no para dejar (de una vez por todas) de ser jodidamente tristes.

Palabras a tiempo dijo...

Hace un año me pasó casi lo mismo, porque tus palabras explican muy bien cómo me sentí. Como te dicen por aquí arriba, el problema radica en que esperamos demasiado de las personas, pero...¿no es inevitable? A veces no abrimos del todo los ojos y cuando los abrimos, disfrutamos de nuestra entrega aunque no recibamos nada a cambio.

[mgraceia] dijo...

Inestabilidad Mental comparto tu idea, pero sabrás que siempre tendemos a tener expectativas. En teoría suena bien, pero quien no cayo en esperar mucho de la persona a quien quieres, al menos yo no soy la excepción.

Y a ti, no se que decir, sentir que algo que ni comienza se esta apagando, es frustrante, pero tal vez estén pasando por una etapa. Y las etapas son solo eso. Ya pasará.