martes, 4 de octubre de 2011

Piensas que puedes escapar de los sentimientos, no querer a nadie y asi nadie podrá volver a hacerte daño y cuando menos te lo esperas...zas, vuelves a sentirlo, vuelves a querer, sin quererlo.

9 comentarios:

Carmen dijo...

Cuando menos lo esperas, cuando menos lo buscas, va la vida y te sorprende, y sólo te queda aprovechar el regalo que te hace =)

Un besitoo

PD: Me encanta tu blog!

ÁNGELA ALGORA ♥ dijo...

Que de acuerdo estoy contigo... es incontrolable y agobiante no poder hacer nada para frenarlo. Pero bueno, yo creo que un poquito sí que se puede, si que podemos ponernos un armazón para que nos hagan menos daño ;)
Un besito!

una chica de ojos marrones dijo...

cierto... y lo peor es que cuando pasa y te das cuenta, ya no tiene remedio...
me gustó el post...

Rose Flockhart dijo...

Precioso (y muy cierto). Nunca sucede lo que te esperas. Me encanta *-*

Juyou dijo...

cuando piensas que has escpado, ahi estas, otra vez enredada
:)

Muñekita Cat dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besosss

Catherine

Nadie dijo...

Y a veces lo peor es saber que de repente, ya nadie te ata, porque así te levantaste el día en que volviste a caer.

silent fionna dijo...

buen blog:)
un besito

lodemirta dijo...

la vida se vive mejor, si no huimos de las emociones