martes, 11 de octubre de 2011

No digas nada, que prefiero imaginar lo que los silencios hablan.


En realidad, soy transparente. Descubrirías que me gustan los pequeños detalles, si te fijaras en mi detenidamente. Si abrieras el primer cajón de mi escritorio, entenderías todas aquellas cosas que me quedaron por decir, e incluso si te atrevieras a abrir el armario blanco de la cocina, sabrías que el nesquik es mi gran aliado. Puede que si cogieras mi móvil, entendieras la banda sonora de mi vida y si miraras mis canciones verías que siempre hablan de ti y de mi, aunque a ti solo te parezcan simples canciones, e incluso es probable que si un día miraras la papelera de mi habitación, te asustaras al ver todos los gritos que he callado y todas las lágrimas que se han quedado estancadas en mis ojos. Pon el ojo en mi cámara y mira el mundo a mi manera, puede que así consigas entender todos mis miedos. Pasa el dedo por mis uñas, así quizás entiendas que soy frágil y me consumen los nervios, o simplemente cierra los ojos, pon las manos en mis mejillas y sabrás si la vergüenza ha desaparecido. Abrázate a mi almohada y descubrirás de qué están hechos cada uno de mis sueños... Pero si quieres, olvídate de todo lo demás, mírame a los ojos y verás lo único que me importa ahora mismo, aquello que le da sentido y cordura a cada una de mis locuras y a cada una de las tonterias que puedo decir a lo largo del dia.

* Vengo con la intencion de robarte la atención, de provocarte un sentimiento.

10 comentarios:

Carmen dijo...

A veces los silencios dicen más que las palabras, y que razón más grande, porque en esas pequeñas pausas, en esos mínimos gestos, en esas cosas que tal vez para los demás son "insignificantes", para nosotros, son un mundo... nuestro mundo.

¡Simplemente precioso!

PD: ¡Qué buen aliado es el nesquik!

Besitoss! :)

Be dijo...

¿Y si se buscase y no se descubriese, si no se encontrase? Un miedo como otro cualquiera.
Me encanta la fragilidad de tu texto, todo él :)

Aniuska dijo...

Los pequeños detalles , pueden decirnos mucho de una persona.
Muchos besos

Flor de lis dijo...

cuanto pueden hablar los silencios...

precioso! ♥

Un día dieciseis dijo...

Puedo decir algo? me encanto el texto! Un silencio muchas veces lo dice todo, felicitaciones!

ennanitta_3 dijo...

QUE BONITO! ♥
Cuanto nos dicen los silencios, a veces mucho más que las palabras.
Me encantan cada uno de tus textoooos! :)

Lagrimas aprenden a reir dijo...

Me encantó tu entrada.
Te sigo, ojalá puedas pasarte por mi blog :)
http://lagrimasaprendenareir.blogspot.com/

Soledad ♥ dijo...

Ame el texto, lo que dice y la forma en que te expresaste.
El titulo me encantó también, es muy cierto eso de que muchas veces un silencio vale más que mil palabras.
Ya te estoy siguiendo, un beso :)

Meike dijo...

Y lo que cuesta dar el paso...de acercarse y fijarse sólo un poquito.

corazón de tinta dijo...

Me gustaría que pudieran pasarse por mi blog! les dejo el enlace...es nuevo y estoy trabajando en él pero espero que les guste! uncorazondetinta.blogspot.com