sábado, 16 de julio de 2011

Miedo.

Todo se va, como las ganas que tenía hace unos días y la derrota que siento cuando ya no siento nada. Mi vida es tratar de sentirme bien por el momento, porque sé que ser feliz eternamente no se puede. Tengo miedo, miedo a depender de otra persona, miedo cuando veo que ni mi alma lo controla. Miedo porque pienso que no es como yo pensaba. Miedo de seguir harta y cansada, miedo. Tengo miedo, lo juro. No hay más miedo que acostarme y levantarme completamente insegura.

Puedes pasar un millón de momentos agradables, ¿sabes? Toda una vida a su lado, que basta con que haya un sólo segundo incómodo para pensar que no vale de nada todo lo que ha pasado.

13 comentarios:

Jefferson Aleman dijo...

Muchos escalofríos, a veces me pasa lo que cuentas en tu perfil, y otras tantas cosas. Muchos no saben exteriorizar los sentimientos y otros tratan de taponarlos con trapos y metales que brillan... Pero la vida no debe ser un castigo, a veces desde mi cueva grito, grito a los que pasan, a los que miran, a los que no quieren mirar, porque muchos, no ven, ni oyen... Y entonces? Me convencí de que no iba a cambiar el mundo, ni a ser quizás famoso, o que no podía subir a un monte, pero esos convencimientos son barreras que y mismo me pongo y después me arrepiento, con el tiempo... Porque a veces, nos llenamos de orgullo, de ira, de rencor, de cosas que no merecen la pena y dejamos la vida pasar y decimos: Joder! Tenía que haber hecho esto o aquello, o tal... y no... en fin, todos seríamos más felices si dejásemos de tratar de ser felices... Saludos!

SMSC dijo...

Esa frase final da mucho que pensar. Me han entrado unos escalofríos inmensos..

Catalìna. dijo...

Sé como te sientes, sé lo que es estar completamente insegura pero, la felicidad no es eterna, por ello disfrútala cada segundo.
<3

ariamsita dijo...

Me encanta esa canción y como, expresa ese sentimiento..
un abrazo!

Desvarios Varios. dijo...

A veces el miedo es sólo una señal de que vale la pena. De que tendrás que desprenderte de algo, cambiar, gritar, romper cosas, barreras o vacíos. Es ese cosquilleo que nos petrifica y a la vez mueve el mundo.

Coraline dijo...

completamente cierto, no hay mejor forma de describirlo

:*

Petite Mademoiselle dijo...

La libertad, no puede irse jamás. Y a veces agarrándonos sentimos que nos vamos, nosotros, nuestra esencia, nuestra persona, nuestra libertad.

Eme. dijo...

Ahora mismo me siento exactamente así. Gracias por mostrarme las palabras que no puedo encontrar :)

Nerea dijo...

Porque a veces aunque los momentos buenos sean muy buenos...los malos son demasiado malos.
A ponerlos en una balanza supongo...
¡Un besazo!

Lorena dijo...

A veces un solo segundo de duda o de dolor o incluso de miedo consiguen que toda una vida se vaya al traste.

Un abrazo!

Chech Jones dijo...

Estoy pasando precisamente por un momento así.
Llena de miedo... nadie entiende, yo ahogada, con miedo a todo... sé que pasa, se supera... pero estos días son terribles... oscuros... beso grande

Miss Douceur dijo...

Si esa persona merece la pena, podrás dejarte llevar, sin miedo porque no te hará daño. Lo malo es cuando la duda acecha y nos dicen si realmente podremos arriesgarnos o no... Un saludo! Me ha encantado ^^

QUEEN L dijo...

pienso lo mismo que Nerea :Porque a veces aunque los momentos buenos sean muy buenos...los malos son demasiado malos.Tu entrada esexactamente como me siento yo dia tras dia.Un besazo