miércoles, 22 de junio de 2011

Lo peor de todo, fue descubrir que podías vivir sin mí. Yo pensaba ¿sabes? cada vez que repetías eso de “yo no puedo vivir sin ti”, pensaba que lo decías en serio, que de verdad no podías vivir sin mí, que de verdad se te derrumbaría el mundo si me perdieses, como me pasó a mí, que de verdad no podrías comer, ni dormir, ni trabajar, ni subir a un vagón de tren...

4 comentarios:

barbie dijo...

a mi me dice eso, espero no sentir lo que sentis vos despues

Petite Mademoiselle dijo...

Sí, hay gente que pasa página y hay gente que nunca. Tal vez es raro, pero me gustaría querer a alguien lo suficiente como para poder escribir esas palabras, por suerte (o desgracia más bien) no me ha ocurrido nunca, aunque nunca he dicho algo que no pudiese cumplir.

Lorena dijo...

Se me han puesto los pelos de punta... Tienes toda la razón, lo pensamos y luego resulta que sólo es nuestro mundo el que se viene abajo.
Un besito!

Eva y la manzana dijo...

Es una buena razón para intentar tú también vivir sin él. Existió un "tú" antes de un "vosotros", es algo que jamás debes olvidar o sino te será más difícil recuperarte.
Un beso