lunes, 14 de febrero de 2011

-No sé cuando me enamoré de tí ni cuanto, porque no hay metros cubicos ni litros para medir todo eso. Pero si se por qué... Porque cuando andas con catarro hueles a "vicks vaporub", porque tienes un hueco aquí, entre el hombro y el pecho, y cuando pongo mi cabeza me siento en casa, porque en todas las fotos que tengo tuyas sales siempre sonriendo, en todas... ¿Y tú por qué te enamoraste de mí?

-Yo no escogí enamorarme de tí, pero la primera vez que te besé nuestros dientes se rozaron por una milésima de segundo y fue increible. La hora exacta de ese beso era las doce y diez, y quité la pila del reloj, para que se quedase la hora detenida PARA SIEMPRE. Parada. El minuto exacto en el que me besaste está metido en un reloj PARA SIEMPRE y ya nunca sé que hora es. Pero me da igual, y desde entonces miro constantemente el reloj.

9 comentarios:

Katua dijo...

Buena respuesta.

Katua dijo...

Buena respuesta.

Espiritu Zen dijo...

Paraste el reloj... precioso!!!

Lorena dijo...

Un detalle precioso, un instante eterno.

Roseta dijo...

yo también soy una fanática de LHDP! jeje esa es mi parte favorita :)

Juyou dijo...

Diálogos como para moriste ahí... Aiiiiiis!!
:)

Flaviani Revolution. dijo...

Yo llevaría ese reloj a todas partes, sin apartarme de él
que bonito, joder

digodiferente dijo...

puff! cuanto echo de menos los ombres de paco! me encantaba todo lo que pasaba entre lucas, sara y aitor jajaa :)
me encanta lo que tienes puesto de lo del amor al reves, creo que todo el mundo desea eso.
te sigo =)

solotuya dijo...

precioso de verdad! grande respuesta. me a encantado:)