jueves, 17 de febrero de 2011

Apariencia normal


Si ya sé que antes molaba. Tú también, no creas. Hacías que fuera distinta a todo lo que era. Mis amigas siempre me dicen que debería mandarte a la mierda. Nunca he sido de hacerle mucho caso a mis amigas. Puede que ahora sea de otra forma, no lo niego. Pero no tengo la culpa. No me gusta tirar piedras y que sean mis cristales los que se rompan, ni me gusta intentar abrazar a alguien que sale corriendo cuando me ve. Siempre he tenido ganas de susurrarte al oído todo lo que me pasa cuando te veo, pero no me atrevo. Sí, ya ves, puedo estar haciéndote reír durante horas y cuando se trata de mandar escalofríos me vuelvo inutil. Las cosas son un poco diferentes. Ya no sé cuando te has cortado el pelo, ni puedo mirarte de reojo sin que te des cuenta. Ahora no quiero perseguirte para poder abrazarte de verdad. Bueno, sí que quiero, pero no lo puedo admitir delante de ti. Ahora solo quiero que pienses que no me importas, aunque sí que me importas.

6 comentarios:

Katua dijo...

Las mentiras tienen las patitas cortas, y al final, sin darnos cuentas, de tanto intentar ocultar la verdad, acaba siendo más que evidente.
Vamos, no es tan malo admitir un sentimiento, cuanto antes lo hagas, antes podrás entenderlo y saber como deshacerte de él. Si eso es lo que quieres.

J. dijo...

Deberías sincerarte y decirlo, amar es lo mas lindo (:
Me gusto el blog ! Besito (:

Apariencia normal dijo...

Gracias, supongo.

SMSC dijo...

Brutal esta entrada =)

Simplespalabras dijo...

Aix me pasa lo mismo u.u
Me encanta, me siento tan identificada.

Nerea dijo...

Muy identificada. Pero merece la pena intentarlo, creo.