viernes, 28 de enero de 2011


Lo que menos me gusta de echar de menos a alguien es que funciona a rachas. A días. Por momentos. En lugares concretos. Cuando menos te lo esperas. Llega sin avisar. Se queda un tiempo indefinido. No puedes dejar de hacerlo. Aunque lo intentes. Escuece. Duele. Quema. Pica. Desgarra. Rompe. Congela. Hiela. Arde. Arranca. Hiere. Desquebraja. Te hunde. Te asfixia. ¿He dicho qué duele?. Duele. Mucho. Te despiertas y no sabes qué va a pasar. Porque a veces, como dice Joaquín Sabina, hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos.
¿Pero sabes qué? Se pasa, siempre se pasa, te lo prometo.

15 comentarios:

Elendilae dijo...

Es cierto... Y lo que se necesita es tiempo...

Se lo prometes, o ¿te lo prometes?

Un besito!

koveri dijo...

A mi no se me da pasado... lo echo de menos y día a día ese sentimiento aumenta, no se diluye.

Me consuela saber que el tiempo me va a curar pero mientras ese día no llegue seguiré recordando tu promesa, recordaré que esto se pasa

Lluvia dijo...

Sí, me pasa... :(
Y he leído tus entradas, son geniales y sinceras...
Te sigo! :)

Un beso!

http://123456exacto.blogspot.com/

Flaviani Revolution. dijo...

Empieza a sonar kissing you y ya empiezo a ponerme super melancólica, y leo cosas así, y buf
y es verdad lo que dices, yo no echo de menos todo el día a la persona, pero cuando lo hago... duele

CeReCiTa* dijo...

Si dejar a una persona que amas tanto es un decisión de valientes :)

Charlotte dijo...

La verdad que si, esta entrada me hizo sentir escalofrios; hasta me lleno los ojos de lagrimas.
Muy lindo Blog :)

Alba dijo...

Lo duro es que te pasa cuando menos te lo esperas i sin avisar, pero lo importante es que al fin y al cabo todo en la vida se va a ir olvidando i dejando atrás.

Me ha encantado, mua guapísima!

LoQuePuedoDecirDeMí dijo...

Cuánta razón tiene Sabina. Siempre hay que pasar por ahí, queramos o no queramos. Al final, todo se acaba asumiendo y duele cada vez un poquito menos. Tienes un premio en mi blog :) ¡Saludos!

Espiritu Zen dijo...

Qué entrada tan increíble, cuánta razón y cuánto sentimiento...

Un abrazo.

Lorena dijo...

Puedo decir que sí, se pasa, y cuando se ha pasado es como si te viniese un soplo de aire fresco, porque llega sin que te des cuenta.

Sin embargo, también se puede echar de menos a lo que quieres, lo que te hace feliz AHORA (y no en el pasado), y eso es bueno.

Un besito!

And. dijo...

¿Dolor? Claro que duele.
¿Se pasará? Quien sabe..
Yo creo que no, que cuando echas de menos de verdad a alguien es cuando le quieres de verdad y sabes que no volverá.
Porque eso es lo peor de echar de menos, saber que no va a volver.
Llevo ocho años queriendo a la misma persona y unos meses intentandola olvidar.
Y sigo echandola de menos todos los segundos de mi vida.
Voy a leer más actualizaciones tuyas, esta ya me ha gustado.
Te comentaré en alguna antigua, eso seguro.
Un beso :)
Espero saber de ti !

Julia dijo...

¡Tienes un premio en mi blog!

Puedes pasar a recogerlo :)

¡Un beso!

P.D: ¿cómo se llama el tipo de letra que utilizas para escribir los posts? ¿no está en blogger, no? ¡¡Es que es preciosa!!

Ela dijo...

no me gusta echar de menos...

Verónica (peke) dijo...

Recuerdos que siempre llevamos en nuestra maleta viajes, lo bello es tenerlo aunque estos duelan.

besotes de esta peke.

pd. te dejo tu taza de cafe en mi rincon, siempre que quieras...

La Chica De Los Zapatos Azules dijo...

!Que bonito!
!Cuanta razón tienes !
DUELE TANTO ...