lunes, 26 de abril de 2010

¿Crees que el amor es una enfermedad incurable?

Lo quiero desde mis entrañas. Lo necesito igual que a mi hígado, a mi cerebro, a mis ojos. Sin él se me rompen los huesos, se me derriten los pulmones y no puedo respirar... me hace falta para vivir.

miércoles, 21 de abril de 2010


En vez de moverme pensé en Julieta un poco más. Me pregunté que habría hecho si Romeo la hubiera dejado, no a causa del destierro, sino por desinterés. ¿qué habría ocurrido si Rosalinda le hubiera dado un día de tiempo y él hubiera cambiado de opinión? ¿y qué hubiera pasado si, en vez de casarse con Julieta, simplemente hubiera desaparecido? Me parecía saber como se habría sentido Julieta. Ella no habría vuelto a su vida anterior, seguro que no. Yo estaba convencida de que nunca se habría ido a otro lugar. incluso si hubiera llegado a vivir hasta ser una anciana de pelo gris, cada vez que hubiera cerrado los ojos, habría visto el rostro de Romeo. Y ella lo habría aceptado finalmente. Me pregunté si al final se habría casado con Paris, solo para complacer a sus padres y mantener la paz. No, probablemente no, decidí; pero de todos modos, la historia dice poco de Paris. Era un simple monigote, un cero a la izquierda, una amenaza, un ultimatum para forzar la mano a Julieta. ¿y qué pasaría si se supiera más sobre Paris? ¿qué sucedería si Paris hubiera sido el amigo de Jualieta? ¿Su mejor amigo? ¿qué habría ocurrido si él fuera la única persona que realmente la comprendiera y la hiciera sentirse otra vez medio humana? ¿y si él era paciente y amable? ¿y si cuidaba de ella? ¿qué sucedería si Julieta supiera que no podría sobrevivir sin él? ¿qué pasaría si él realmente la amara y deseara que ella fuera feliz? ¿y si ella quisiera a Paris? No como a Romeo, por descontado, ya que no había nada similar, pero si lo bastante para que ella deseara que él también fuera feliz...

domingo, 18 de abril de 2010


Las parejas en que el sexo es un recuerdo, la evidencia de un rimmel que se diluye, aquel tren que recoge almas sin rumbo, los amantes que se ven en el banquillo. ¿Acaso te invitaron a ser libre? Teléfonos, mensajes, nunca más. Confundir el compromiso con las rejas. las caricias convertidas en desidia, un televisor que te mira pensativo, él buscándose entre mantas y tantas. El precio de las cosas más hermosas, agujeros que están por analizar, revistas, platos sucios, dando vueltas. La mitad en que nunca me entendiste. La erosión de algunos años. Esa generación que se niega a crecer. Olvidaste tus deseos entre los sueños que no contó aquel camarero. ¿Te atreviste a ser feliz? Ventanas, ojeras y parches. Espérame por favor. La inercia de seguir sin saber muy bien por qué. Caminar con los ojos en otros calendarios. Los consejos que das, que nunca cumples. Cambio climático en la habitación. ¿No crees que habrá algo que aprender?

martes, 13 de abril de 2010


Le he robado la cartera a la tristeza, he pasado tardes muertas con mis culpas, he tomado drogas pasando noches enteras fuera de mi cuerpo, he bebido los licores de la más absoluta felicidad y también me han aplastado los miedos de la infancia. He querido y he odiado, fui capaz de saltar las tapias del rencor, he pedido perdón, he hecho cosas irreparables, he mentido por un beso y he dicho la verdad aun sabiendo que así lo perdería todo. He tanteado con mi mano el camino de tu espalda encontrando el tiempo perdido. He sido Electra, Pandora y Penélope. He follado en lugares que ni te imaginas, he flotado desnuda en el mar de tus entrañas, fui capaz de atrasar los calendarios, he corrido delante de la poli, he visto llorar a mi madre, he subido a trenes sin destino, vi como España ganaba el mundial en el chiringuito de la playa, he hecho muchísimas cosas por muchas personas, he ocultado mis defectos, he visto a la pobreza pasearse por las aceras, hice un mundo a tu medida, me conozco de memoria tus cosquillas, me han engañado, he sido fiel y he dado hasta vaciarme. He firmado 900 despedidas, he probado la anestesia, he sido cobarde y valiente como quien viaja de Groenlandia hasta la Antártida, he pensado que no valía para escribir. De pequeña vi a Beckham desde el autobús y también a Bardem a través del cristal de un hotel. He escuchado a los árboles, me he hecho la dormida y he probado la gloria tras darlo todo por perdido. Me he gastado mucho dinero en cosas innecesarias, me han roto el corazón de todos los modos posibles y también he hecho mucho daño. Me he perdido en Madrid, he viajado en business y a dedo, he visto el amor con estos ojos, he hecho caso a mi cabeza y a mi corazón, he probado 1000 salivas diferentes pero lo más importante,
he conseguido que me ames.
[Adaptacion mía de un texto de Marwan]

sábado, 10 de abril de 2010


Te he esperado de muchas maneras, espere como Penelope esperaba a Ulises, Romeo esperaba a Julieta y Beatriz esperaba a Dante para rescatarla... me he llenado de tus recuerdos, de los momentos que pasamos juntos, de los países que hemos visitados, de nuestras alegrías, de nuestras peleas... Entonces, mire hacia atrás, hacia el camino que mis pasos habían dejado, y no te vi.