lunes, 13 de diciembre de 2010

A veces las cosas salen mal y no es culpa de nadie.
Pero todos quieren un porqué. Un motivo. Algo que puedan envolver, ponerle un lacito y enterrarlo en el jardín de atrás. Enterrarlo tan hondo que parezca que nunca ha pasado. Me pregunto cuánto tiempo de sus vidas se pasará la gente rezando y pidiendo que algo que ha ocurrido no hubiera pasado. A lo mejor Dios existe porque a la gente le asustan todas las cosas malas que son capaces de hacer. La verdad, yo creo que el diablo tiene más sentido que Dios. Al menos entiendo porqué la gente quiere que exista. Va bien tener a alguien al que echarle la culpa de las cosas malas que ocurren. Hay dos formas de ver el mundo. Una es que la vida está llena de oportunidades, que está bien. Olvidando las cosas malas, como si no las vieras. La otra, es ver la realidad. Yo creo que hay dos maneras de ver el mundo. Puedes ver la tristeza que hay detrás de todas las cosas. O elegir bloquearlo todo. Si no dejas que el mundo te afecte, no te partirá el corazón. A todos los padres les pasa igual. Quieren que sus hijos sean felices, como si no supieran que siempre pasa lo mismo.Estoy segura de que he llorado todas las lágrimas que había dentro de mí. Pero aprendí que con las lágrimas no puedes hacer que alguien que no te quiere vuelva a quererte o que algo que pasó no haya pasado. Siempre está ahí. Aunque todo vaya bien y los niños jueguen y las parejas se besen, y eso… siempre está ahí. Pero la mayoría de la gente no es capaz de verlo. Es eso que siempre se está escabullendo. Cómo todos nos estamos muriendo por dentro. Lo tristes que estamos todos realmente. A veces las cosas no salen bien y no es culpa de nadie. Puede que ahora tenga sentido. Puede que en alguna parte entre todo esto haya una razón. Puede que en alguna parte entre todo esto haya un porqué. Puede que en alguna parte esté aquello que te permita que lo envuelvas todo, le pongas un lacito y lo entierres en el jardín de atrás. Que lo entierres tan hondo que parezca que nunca ha pasado. Pero nada. Ni un porqué, ni enfadarse, ni decir que lo sientes, ni oraciones, ni lágrimas. Nada puede hacer que algo que ha pasado no haya pasado.

7 comentarios:

Hiroshima dijo...

Jajaja.. que ironia, yo escribi de eso hace un poco. Me gustaria que miraras...

http://true-ironic.blogspot.com/2010/12/las-cosas-pasan-porque-deben-pasar.html

Me encantan tus post igual...

Gracias.

principita destronada dijo...

me has llegado, y con lo de "no puedes hacer que alguien que no te quiere vuelva a quererte o que algo que pasó no haya pasado" más, cuanto tiempo me he pasado intentando buscar una solucion a esa negativa... y al final, la misma conclusion, no se puede, y segun yo, tampoco te puedes enfadar con ese alguien porque no te quiera.
es dificil pero ... así es la vida no?

Lucía... dijo...

Sabios pensamientos.
Quizás no poamos hacer que el pasado no haya pasado, pero si podamos vivir el presente siendo conscientes de lo que paso, para no volver a sentirlo. Yo no creo en el arrepentimiento, creo que es la cosa mas inutil que una persona puede sentir...
Lindo texto, te dejo un beso! Y te espero por mi luhgarcito!

Eva dijo...

Las lágrimas no le sirven a nadie, y es una pena malgastarlas.
Muxu bat!

migas de locura dijo...

Un día después, pisarás un escalón y ya te habrás olvidado de la margarita que arrancaste.
Sonrío. Sonrío por todo lo malo que me pasa. Porque no lo merezco ni más ni menos que otros pero no me hunde ni me abate.
Porque sonrío.


Muuuá

Lorena dijo...

Me he puesto triste y todo... los pelos de punta.

tenerteaaqui dijo...

Hola :) me encanta tu blog. agregame, tu ya etás agrgada! :)
un besito!