viernes, 19 de noviembre de 2010

Despertar. Intento pensar que la vida no es una constante caída. Quiero creer que algún día dejará de empujarme hacia abajo y entonces podré levantarme de verdad. Porque cuando aun estoy de cuclillas hay algo que vuelve para arrastrarme hacia el suelo, otra vez, sin ni siquiera dejarme estar de pie dos segundos.



Para quien quiera seguirme también en twitter, se lo agradecería:

4 comentarios:

Sara Blanco dijo...

El truco está en agarrarse a uno mismo :)

(claro que te sigo, bonita) :)

MT♥ dijo...

Confía en ti, cree en ti misma, y podrás :)

josi dijo...

ten fé en ti (;

saludos ♥

Carcomalaya dijo...

Aprende que la vida es una constante caída, pero te tienes que intentar agarrar, para no acabar en el vacío.