lunes, 30 de noviembre de 2009

Te echo de menos. No por ti, sino por tus abrazos. Esa extraña costumbre de necesitar abrazos. Hoy, nadie me abraza. Antes lo hacías tú, abrazos, abrazos más abrazos. Quiero uno. ¿Por qué no vienen solos? ¿Hay que pedirlos? ¿A quien se lo pido? ¿Por qué? Me siento rara… todos los días me despierto y necesito uno, miro a mi lado y no hay nadie. Me siento rara suplicando un abrazo en silencio. A estas alturas me pregunto... ¿Cuánto vale un abrazo? ¿Tienen precio?

sábado, 21 de noviembre de 2009

Triste… triste y sólo. El silencio que le rodeaba hacía que todo pareciera aún mas vacío. En la oscuridad sentía el frío que dejaron los abrazos que se fueron evaporando a lo largo del tiempo, y tenía la sensación de estar a años luz de ella. El caparazón pesaba cada día más y el cansancio, la impotencia y ese muro que había ido formando a su alrededor le volvían loco por momentos. Necesitaba alejarse cuanto fuera necesario para igualar la distancia física con la que sentía en realidad del resto del universo que le rodeaba. Necesitaba saber quién había al otro lado del muro, quién escuchaba el silencio que le envolvía. No quería preguntas, ni promesas, ni siquiera palabras de consuelo, no esperaba nada y sin embargo necesitaba saber que no todo estaba perdido, que siempre quedaba algo que diera sentido al resto de las cosas sin sentido. Era consciente de lo que suponía estar encerrado un tiempo indefinido en el que el resto de las vidas continuaban sus propios caminos, sentía que estaba echando a perder lo que necesitaba y sin embargo estaba paralizado, sintiéndose incapaz de mantener nada consigo, ya no podía ofrecer nada de sí. No podía dar nada porque lo había perdido todo, él mismo estaba perdido, no sabía hacia dónde dirigirse, le dolía recordar cómo había ido a parar a ese lugar, ya no tenía claro lo que quería, ni quién era, ni quien quería ser. El reloj podía romperlo y acabar con el sonido de sus agujas, pero el tiempo se le escapaba de las manos y él seguía sin encontrar la salida, se estaba volviendo loco. Solo esperaba tener el valor y la fuerza para desatar el nudo de su garganta…antes de que fuera tarde. Antes de perderla para siempre..

jueves, 19 de noviembre de 2009

La chica de la mirada rota.

Me gustaría que no estuvieras así, que desapareciera ese dolor que no te deja. Lágrimas que no salen. Corazón que no se desangra. Pero aún así actúa como si lo hiciera. Enfadada contigo misma. Tienes miedo, no sabes si decirlo o quedarte callada. Quédate dormida. Resguárdate en un profundo sueño. Llora, mata cada uno de los tormentos, mata a cada acompañante. Mátate, si es necesario. Dale un final a este comienzo. Remóntate al camino de tu destino, retoma el tiempo que a veces ha sido perdido. Lucha contra todo, nada en contra de la corriente, no te dejes arrastrar, tú eres más fuerte, abandona ese temblor de tus piernas, ponte de pie y avanza, solo avanza, deja que la vida haga el resto, tú solo sigue adelante y no te detengas.



El dibujo lo he hecho yo :)

domingo, 15 de noviembre de 2009

Un beso, no es ese toqueteo de labios de un segundo, de un decibel, de un grado - en la escala del amor - que te doy al salir de casa. Un beso, no es ese apretón frío, duro, el que sale así, rápido, producto de la premura, del ' llevo prisa ' . Un beso, no es ese mirarte sin observarte, sin olerte, sin saborearte, sin sentirte. Un beso, no es ese choque de pieles protocolar, rígido, castrense, carente de todo calor y emoción. Un beso, no es ese golpe de labios que gesta una ' aparente sonrisa ' , pero que duele terriblemente, en el corazón. Un beso, no es ese carbón humeante, casi extinto, sino, todo lo contrario. Un beso es instinto puro, es indispensable, es aire, es agua, es vida. Un beso es el canto del alma, es el único y último momento: eres tú. Un beso es llama y hoguera al mismo tiempo, es divinidad y pecado: es piel. Un beso es tibieza de corazón, es sólo el tiempo presente, es el único recuerdo que me quiero quedar y llevar de este mundo. Un beso es una invitación, más que una despedida, es un aquí estoy, más que un ' ya me voy ' . Un beso es divina saliva, es sudor avernal, es poro abierto, es inicio y nunca fin. Un beso es amarte sin tocarte, es un quererte sin poseerte, es nervio puro, es amar en carne viva.Un beso, un beso es un nombre: el tuyo, amor.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Pasion. Esta dentro de todos nosotros, durmiendo, esperando. Y aun sin desearlo,sin pedirlo,se desata,abre sus fauces y aúlla. Nos habla,nos guía. Las pasion nos gobierna a todos y nosotros obedecemos. Que remedio nos queda. La pasion es la fuente de nuestros mejores momentos, la alegria de vivir, la claridad del odio y el éxtasis del dolor. A veces duele mas de lo que podemos soportar. Si pudieramos vivir sin pasion, tal vez encontrariamos algo de paz, pero estariamos vacios, habitaciones vacias, destartaladas y húmedas. Sin pasion, estaríamos realmente muertos.

martes, 3 de noviembre de 2009

Ya no quiero pensar en quién eres, no quiero pensamientos que puedan ilusionarme y encontrarme sola entre las sombras de mis pensamientos, en un laberinto sin final. ¿Cómo saber si aquello que expresas puede ser cierto o es simplemente un juego con mis sentimientos? Puedo imaginarte pero no tenerte, entonces de qué me sirve pensar en alguien que simplemente no existe, o realmente eso que dice sentir no va más allá de las palabras. Me gusta pensar que lo imposible no existe que es sólo una palabra que a veces utilizamos por miedo a fracasar pero cuando no depende de uno, ¿Qué se puede hacer? ¿Cómo puedes lograr que lo imposible sea posible si depende de alguien más? ¿Qué circunstancias hay para que todo sea entre líneas nada más? ¿Qué señal debo esperar si a tus ojos no puedo mirar? ¿Cómo puedo ver tu alma si no tengo tu mirada? ¿De qué sirven tantas miradas si no entiendo los espacios en blancos que hay entre ellas?

domingo, 1 de noviembre de 2009

¿Quieres ser mi noviembre?'Ella sólo necesita un mes para cambiar su vida para siempre.''

Si tienes el valor de comprometerte yo me dedicaré a ti por completo.


- Esto es demasiado.
- Nada es suficiente.



Intenta equivocarte de vez en cuando, reforzarás mi autoestima.



- Por favor, no te vayas.
- ¿Por qué?
- Porque no quieres irte.



- Nelson, si te vas ahora, lo que tuvimos será perfecto para siempre.
- Sarah, la vida no es perfecta.
- Lo único que tenemos es como vas a recordarme y necesito que ese recuerdo sea fuerte y hermoso...Recuérdame.