miércoles, 21 de octubre de 2009

- Vístete Martina.
-¿Pero por qué?
-¿Cómo que por qué? ¿No crees que deberíamos dormir un poco? Mira la hora que es...
-¿No crees que ya hemos dormido demasiado todo este tiempo?, venga Javier, no me seas que la noche apenas acaba de comenzar.- Lo miró con cara de pilla, ésa que a Javier tanto le gustaba.
-No me mires así Martina, que no me puedo contener...

Y la habitación fue testigo de todos los pecados que cometieron esa noche, esos pecados que no debían cometer..

lunes, 19 de octubre de 2009

Te quiero sin saber lo que te odio, te odio por no estar a mi lado. Te quiero por lo que fuiste, lo que por aquel entonces eras. Hoy de aquello no queda nada: Ni tu forma de mirar, ni tu forma de reir, ni tu dulce forma de besar. Pero aún hoy, sabiendo que es el final, tengo la esperanza de que solo sea el principio, y es que todo puede cambiar. Solo te pido que no sueltes el hilo que me unió a tu mirada...

lunes, 12 de octubre de 2009

¿Sabes qué es lo que más me gusta de ti? Tu cara de niño, sí, esa cara inocente y radiante que se te pone cada vez que estamos bien juntos, esas tonterías que me dices que no las diría ni un crio de cinco años, esa mirada de enamorado que pones cuando te gruño o me enfado, tu forma de hacerme rabiar por cualquier cosa pero que siempre arreglas con un beso o un abrazo, las cosquillas que me haces cuando me besas la barriga, tu forma de quererme y de odiarme al mismo tiempo…

jueves, 8 de octubre de 2009

No sabía que tenía frio, hasta que tú me lo dijiste....No sabía que estaba tan rota, hasta que tú me lo dijiste...No sabía que dolía tanto, hasta que tú me lo dijiste...No sabía que me había perdido, hasta que tú me lo dijiste...No sabía que no sé, hasta que tú me lo dijiste...



Tampoco sabía que podía sentir el corazón, hasta que tú apareciste...Pero de que me sirve ahora, si tengo frio... estoy rota... me duele... estoy perdida... y ya no sé nada.


¿Aunque sabes qué? creo que todo esto que siento es porqué tú me lo dijiste...