martes, 25 de agosto de 2009

Escúchame, no digas nada, sólo mírame a los ojos y deja que mis palabras lleguen a tus oídos, permite que mis manos te expliquen lo que siento por tí, que en un beso pueda decirte que eres todo para mí, que en una mirada intente describir la emoción que provocas al tomar mi mano. Escúchame, sé que no sientes nada por mí, que piensas que esto no puede ser, que existen mil pretextos para no arriesgarte, que crees que vas a llorar y sufrir una vez más, pero te has equivocado, porque si me regalaras una noche te entregaría mi esencia, te besaría como nadie jamás lo ha hecho, te regalaría mi corazón sin pedir nada a cambio.

6 comentarios:

Dara Scully dijo...

Pero vamos a ver, si no la quiere es que su corazón no le interesa, ¿No? ¿Para qué quiere darle su corazón a alguien que no va a querer tenerlo consigo?



miaudetiovivo

Irene. dijo...

Puf...

Increíble.

Escribes tan genial que espero pasarme por aquí siempre que pueda!

Pauu dijo...

Como puedes escribir tan... :**

tequiero =)

Favio dijo...

sencillo Dara: vale la pena entregar el corazón, aunque no lo quieran...

siempre pensaré que es mejor morir de amor que solo y avejantado..




PD: Este texto me gustó muchísimo, demasiado demasiado..
gracias!!
:D

àngela dijo...

Me gusta la nueva imagen del blog :)
Regalando corazones :)

VampireConfessions. dijo...

Me encanta, de verdad.
Otro escalofrío vampiresco haha.